Arturo Corrales, Secretario de Estado Hondureño, renunció; un artículo engañoso de los New York Times; y más

Gracias por su apoyo y por suscribirse a estas actualizaciones. Haremos nuestro mejor esfuerzo para mantenerlas oportunas y hacerles saber acerca de nuestros esfuerzos más recientes y artículos que se puedan haber perdido.

1) Días después de visitar Washington, D.C., el Secretario de Estado hondureño Arturo Corrales renunció. No está claro por qué lo hizo, pero según a los reportes hondureños, el Presidente Juan Orlando Hernández no estaba contento con él después de sus reuniones en la OEA, que involucró negociaciones sobre el MACCIH que la familia de Berta Cáceres dejó claro que no quería participar en la investigación de su asesinato. Los New York Times informa que su renuncia estaba vinculada a su puesto anterior como ministro de seguridad.

Durante la visita de Corrales a Washington se reunió con las ONGs, pero no fue tan benigno como varios reportes a favor del gobierno sugieren. A continuación se presentan los aspectos más destacados:

-En su declaración apertura de 13 minutos, donde habló principalmente sobre el flagelo de la delincuencia en Honduras y los derechos humanos, no se mencionó el nombre de Berta ni una sola vez. Él sólo fue capaz de decirlo después de que su nombre fue utilizado en la primera pregunta.

-Corrales afirma que las autoridades de hecho han estado en contacto con su familia, que han estado en contacto con el padre y algunos hermanos. El padre de Berta, Doré, abandonó a la familia cuando tenían 5 años de edad, no han estado en contacto después y Berta tenía poca, o ninguna, interacción con los hijos de Doré, sus hermanastros.

-Corrales afirmó que la policía había dado cámaras a Berta pero no las instalaron por su propia seguridad; Ninguna cámara le fue dada a ella para instalar.

-Corrales habló sobre las medidas de seguridad y cómo era posible garantizar la seguridad de los 12,000 miembros del COPINH? Nadie pidió seguridad para los 12,000 miembros del COPINH, la solicitud era solamente para medidas de seguridad para la dirigencia y su familia inmediata.

-Corrales afirmó que la reunión con el fiscal general de Honduras Óscar Chinchilla fracasó porque los abogados estaban presentes; La verdadera pregunta es quien no llevaría un abogado con él si va a reunirse con el principal funcionario judicial de un país corrupto como Honduras, si no por consejo legal, entonces simplemente como un testigo? Además, dicha “reunión” sólo ocurrió porque la hija de Berta, Bertha Zúniga, y Víctor Fernández se dirigió al Ministerio Público para entregar una declaración y por casualidad le encontraron.

-Corrales sugiere que cada crimen se refiere a un problema sistémico; Corrales – como ha hecho antes – está culpando al crimen organizado desenfrenado por los asesinatos de activistas y periodistas, la mayoría de los cuales no han sido resueltos.

2) La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concluyó su 157ª reunión e hizo esta declaración en relación con una investigación sobre el asesinato de Berta Cáceres:
“La familia de Berta Cáceres solicitó a la CIDH que nombre un grupo interdisciplinario de expertos independientes para colaborar en la investigación de su asesinato. El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, apoyó dicha solicitud después de reunirse con la familia y representantes de la defensora de los derechos humanos. La Comisión Interamericana expresó al Estado de Honduras que estaba dispuesto a nombrar a un grupo de este tipo.”
http://www.oas.org/en/iachr/media_center/PReleases/2016/049.asp

3) El artículo de los New York Times del 15 de abril con la cabeza de MACCIH es engañoso. Los periodistas Elisabeth Malkin y Alberto Arce escribieron una mordaz crítica de la policía hondureña completa con documentos originalmente “filtrados” al Heraldo (propiedad de la familia Canahuati, una de las diez familias que poseen todo en Honduras). En estos documentos están las justificaciones del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, para la militarización de la policía. Juan Jiménez Mayor, el ex-Ministro de Justicia del Perú quien dirige la nueva comisión parece dar la impresión de que él tiene un amplio espacio de investigación, más allá de la corrupción. Esto, sin embargo, no es el caso. Jiménez Mayor no fue presionado sobre este por los periodistas de los New York Times, quienes de forma predeterminada hacen parecer que el MACCIH puede resolver todo, desde la corrupción en el gobierno de Honduras hasta el robo de las botanas Scooby de la Máquina Misterio.

Una vez más, MACCIH no es probado y no tiene el alcance/mandato de investigar el asesinato, solamente la corrupción. Este último punto suena como una línea muy fina, pero es muy importante distinguirla porque da espacio al gobierno de Honduras para explotarla.

En caso de que no te hayas dado cuenta de estas noticias recientes:
PRI: Los constructores claves de represas retiran apoyo después de homicidios en Honduras
http://www.pri.org/stories/2016-04-16/key-dam-funders-withdraw-support-after-murders-honduras

Fracasó la investigación del asesinato de ambientalista hondureña, según los expertos; intencionadamente, la familia teme
http://latino.foxnews.com/latino/news/2016/04/15/honduran-environmentalist-murder-probe-botched-experts-say-intentionally-family/

¿Cómo puedes ayudar?
Ir a BertaCaceres.org y donar a la familia inmediata y al COPINH. El dinero es necesario para mantener la presión sobre los EE.UU. y Honduras. También puede inscribirse para el boletín de noticias, seguirnos en Facebook y Twitter. Cuanto más gente eduquemos acerca de lo que está sucediendo, más se promoverá un verdadero cambio con el legado de Berta y su muerte no será en vano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *